Categoría | Evolución

Los astrónomos descubre la galaxia más distante conocida

 

 

Astrónomos de la Universidad de California (Riverside) junto a otros miembros de un equipo han descubierto la galaxia más distante jamás descubierta. La galaxia se ve como era “tan sólo 700 millones” de años después del Big Bang, cuando el universo tenía sólo un 5 por ciento de su edad actual de 13,8 millones de años.

z8-GND-5296

Con la colaboración los astrónomos identificaron un candidato de galaxia muy distante utilizando imágenes ópticas e infrarrojas profundas tomadas por el telescopio espacial Hubble. Las observaciones de seguimiento de esta galaxia las realizaron con el Telescopio Keck en Hawai donde confirmaron su distancia.

En la búsqueda de galaxias distantes, el equipo seleccionó a varios candidatos, en función de sus colores, de los cerca de 100.000 galaxias identificadas en las imágenes del Telescopio Espacial Hubble tomadas como parte de la encuesta CANDELS, el mayor proyecto jamás realizado por el Telescopio Espacial Hubble, con un tiempo total asignado de alrededor de 900 horas. Sin embargo, el uso de colores para clasificar las galaxias es difícil porque algunos objetos cercanos pueden enmascararse como galaxias distantes.

Por lo tanto, para medir la distancia a las galaxias de una manera definitiva, los astrónomos utilizan la espectroscopia – específicamente, la cantidad de la longitud de onda de la luz de una galaxia se ha desplazado hacia el rojo final del espectro a medida que viaja de la galaxia a la Tierra, debido a la la expansión del universo. Este fenómeno se llama “corrimiento al rojo”. Puesto que la velocidad de expansión (corrimiento al rojo) y las distancias de las galaxias son proporcionales, el corrimiento al rojo da a los astrónomos una medida de la distancia de las galaxias.

Según los autores lo que hace que esta galaxia única, en comparación con otras anteriormente descubiertas, es la confirmación espectroscópica de la distancia.

Debido a que la luz viaja a alrededor de 186.000 millas por segundo, cuando nos fijamos en los objetos distantes los vemos como aparecieron en el pasado. Cuanto más distante empujamos estas observaciones, más lejos en el pasado podemos ver.

Al observar una galaxia tan atrás en el tiempo, podemos estudiar la primera formación de las galaxias y al comparar las propiedades de las galaxias a distintas distancias, podemos explorar la evolución de las galaxias a lo largo de la edad del universo.

El descubrimiento fue posible gracias a un nuevo instrumento, MOSFIRE, presente en el Telescopio Keck. No sólo es un instrumento extremadamente sensible sino también está diseñado para detectar la luz infrarroja, una región del espectro a donde se desplaza la longitud de onda de la luz emitida de las galaxias distantes, y es capaz de apuntar a varios objetos a la vez. Fue esta última característica lo que permitió a los investigadores observar 43 galaxias candidatas en sólo dos noches en el Telescopio Keck, y obtener las observaciones de mayor calidad que los estudios anteriores.

Las observaciones del equipo mostraron que la galaxia z8-GND-5296 está formando estrellas muy rápidamente, acada año produce aproximadamente 300 veces la masa de nuestro sol. En comparación, la Vía Láctea forma sólo dos o tres estrellas por año.

Sin dudas que seguimos aprendiendo algo sobre el Universo distante. Con la construcción y puesta en funcionamiento de los telescopios terrestres más grandes como el Telescopio de Treinta Metros en Hawai y el Telescopio Gigante Magallanes en Chile lo que unico al Telescopio Espacial James Webb en el espacio, a finales de esta década debemos encontrar muchas más galaxias a distancias aún mayores, lo que nos permitirá ser testigos del proceso de formación de las galaxias.

 

Referencia

S. L. Finkelstein, C. Papovich, M. Dickinson, M. Song, V. Tilvi, A. M. Koekemoer, K. D. Finkelstein, B. Mobasher, H. C. Ferguson, M. Giavalisco, N. Reddy, M. L. N. Ashby, A. Dekel, G. G. Fazio, A. Fontana, N. A. Grogin, J.-S. Huang, D. Kocevski, M. Rafelski, B. J. Weiner, S. P. Willner. A galaxy rapidly forming stars 700 million years after the Big Bang at redshift 7.51. Nature, 2013; 502 (7472): 524 DOI: 10.1038/nature12657

Artículo escrito por:

- quién ha escrito 581 artículos en bioBlogia.

Francisco P. Chávez Profesor Asistente, Laboratorio de Microbiología Molecular y Biotecnología Departamento de Biología Facultad de Ciencias Universidad de Chile

Contactar al autor

Enviar respuesta

advert

bioBlogia

Francisco P. Chávez Ph.D
Departamento de Biología
Facultad de Ciencias
Universidad de Chile
microbioblogia [at] gmail.com
http://about.me/bioBlogia

Subscripción bioBlogia