Categoría | Antibióticos, Holomedicina

Las dietas ricas en carnes rojas afectan el microbioma intestinal promoviendo enfermedades al corazón

 

La carnitina, un compuesto abundante en la carne roja y que se añade como un suplemento a las bebidas energéticas populares, se ha encontrado que promueve la aterosclerosis o el endurecimiento o la obstrucción de las arterias. Los resultados de la investigación de la Clínica Cleveland  fueron publicados en línea esta semana en la revista Nature Medicine .

Carne y vegetales

El estudio muestra que las bacterias que viven en el tracto digestivo humano metabolizan el compuesto carnitina, convirtiéndolo en trimetilamina-N-óxido (TMAO), un metabolito que los investigadores previamente han vinculado que promueve la aterosclerosis en los seres humanos.

El estudio además encontró que una dieta alta en carnitina promueve el crecimiento de las bacterias que metabolizan la carnitina, lo que agrava el problema al producir aún más el TMAO que obstruye las arterias.

El estudio examinó los niveles de carnitina y TMAO de omnívoros, vegetarianos y veganos, y para ello examinaron los datos clínicos de 2.595 pacientes sometidos a evaluaciones cardíacas. También examinaron los efectos cardíacos en ratones alimentados con una dieta rica en carnitina en comparación con ratones con niveles reducidos de microbios intestinales. Sorprendentemente descubrieron que este cambio altera el metabolismo del colesterol y el TMAO en múltiples niveles, explicando cómo se mejoran de la aterosclerosis.

Los investigadores encontraron que el aumento de los niveles de carnitina en pacientes predijo un mayor riesgo para la enfermedad cardiovascular y los principales eventos cardíacos, como infarto al miocardio, accidente cerebrovascular y muerte, pero sólo en aquellos  sujetos con altos niveles de TMAO.

Además, se encontraron una correlación entre determinados tipos de microbios intestinales en individuos asociados con los niveles plasmáticos de ambos TMAO con los patrones dietéticos.

Atención veganos y genetarianos porque los niveles basales de TMAO fueron significativamente más bajos entre los veganos y los vegetarianos que en los omnívoros y sorprendentemente, los vegetarianos y veganos, incluso después de consumir una gran cantidad de carnitina, no produjeron niveles significativos de la microbio productores de TMAO, mientras que los omnívoros que consumen la misma cantidad de carnitina si lo hicieron. Es decir, personas vegetarianas pueden darse la licencia de comer carne que no les afectará el corazón.

Es sabido que las bacterias que viven en nuestro tracto digestivo son dictadas por los patrones a largo plazo de la dieta. Una dieta rica en carnitina realmente cambia nuestra composición microbiana intestinal para aquellos que les gusta la carnitina, por lo que los consumidores de carne aún son más susceptibles a la formación de TMAO y sus efectos que obstruyen las arterias. Mientras tanto los veganos y los vegetarianos tienen una capacidad significativamente reducida para sintetizar TMAO a partir de carnitina, lo que puede explicar los beneficios para la salud cardiovascular de estas dietas.

Investigaciones anteriores han demostrado que una dieta con un consumo frecuente de carne roja se asocia con un mayor riesgo cardiovascular, pero que el contenido de colesterol y grasas saturadas en la carne roja no parecen ser suficiente para explicar el aumento de los riesgos cardiovasculares.

Esta discrepancia se ha atribuido a diferencias genéticas, una dieta alta en sal que se asocia a menudo con el consumo de carne roja, e incluso, posiblemente, el proceso de cocción, entre otras explicaciones. Pero esta nueva investigación sugiere una nueva conexión entre la carne roja y la enfermedad cardiovascular, el microbioma intestinal. Es decir, el metabolismo de la Carnitina sugiere una nueva forma de ayudar a explicar por qué una dieta rica en carne roja promueve la aterosclerosis.

Mientras que la carnitina se encuentra naturalmente presente en las carnes rojas, como carne de res, carne de venado, cordero, cordero, pato y cerdo, también es un suplemento dietético disponible en forma de píldora y un ingrediente común en las bebidas energéticas. Esta investigación sugiere que debiera examinarse la seguridad de la suplementación de los alimentos y bebidas con carnitina crónica.

La carnitina no es un nutriente esencial, nuestro cuerpo produce naturalmente todo lo que necesitamos. Por lo tanto debemos examinar la seguridad para los consumidores crónicos de los suplementos de carnitina ya que este trabajo demuestra que, bajo ciertas condiciones, puede fomentar el crecimiento de las bacterias que producen TMAO y potencialmente obstruir las arterias.

 

Referencia

Robert A Koeth, Zeneng Wang, Bruce S Levison, Jennifer A Buffa, Elin Org, Brendan T Sheehy, Earl B Britt, Xiaoming Fu, Yuping Wu, Lin Li, Jonathan D Smith, Joseph A DiDonato, Jun Chen, Hongzhe Li, Gary D Wu, James D Lewis, Manya Warrier, J Mark Brown, Ronald M Krauss, W H Wilson Tang, Frederic D Bushman, Aldons J Lusis, Stanley L Hazen. Intestinal microbiota metabolism of l-carnitine, a nutrient in red meat, promotes atherosclerosisNature Medicine, 2013; DOI:10.1038/nm.3145

Artículo escrito por:

- quién ha escrito 581 artículos en bioBlogia.

Francisco P. Chávez Profesor Asistente, Laboratorio de Microbiología Molecular y Biotecnología Departamento de Biología Facultad de Ciencias Universidad de Chile

Contactar al autor

Enviar respuesta

advert

bioBlogia

Francisco P. Chávez Ph.D
Departamento de Biología
Facultad de Ciencias
Universidad de Chile
microbioblogia [at] gmail.com
http://about.me/bioBlogia

Subscripción bioBlogia