Categoría | Células Madre

Medicina potente: Las células madre pueden transformar el desarrollo de nuevos fármacos

 

“Pluripotentes”, es una palabra larga que significa “capaz de hacer muchas cosas”. Ese es el término técnico aplicado a las células madre que pueden generar muchos tipos diferentes de tejido corporal. Pero muchos investigadores esperan que estas células pluripotentes sirvan de otra manera y no solo para crear tejidos y órganos de reemplazo para el trasplante. Hoy en día es posible también utilizar las células madre para producir cultivos puros de cualquier tipo celular para realizar ensayos tempranos con numerosas drogas y para distintas enfermedades.

Celulas madre

El gran problema que tiene el cultivo y uso de células madre pluripotentes es la controversia debido a que la fuente natural de tales células son los embriones, que son destruidos por el proceso de extracción. Sin embargo, en el año 2007, dos grupos de investigadores, uno en Japón y otro en Estados Unidos, anunciaron que habían logrado cómo hacer que las células adultas de la piel fueran convertidas en células pluripotentes naturales. Las células resultantes tienen casi la misma pluripotencialidad que una célula embrionaria y se conocen como células madre pluripotentes inducidas (iPS).

El 3 de enero AstraZeneca, una empresa farmacéutica británica acordó comprar todas las patentes de Cellular Dynamics para la producción de músculo del corazón humano, vasos sanguíneos, células nerviosas y las células hepáticas realizadas a partir de células iPS. La compañía fundada por James Thomson, un biólogo de la Universidad de Wisconsin que dirigió el equipo que, en 1998, aisló las primeras células madre de embriones humanos y que en 2007 publicó la versión americana de las células iPS.

AstraZeneca cuenta con dos planes para sus compras. Una de ellas es usarlas para encontrar moléculas que estimulan que las células madre pluripotentes se conviertan en tejidos maduros. Dichas moléculas pueden actuar como fármacos para curar el tejido dañado. La segunda es usar las células iPS para probar medicamentos que no tienen nada que ver con la medicina regenerativa.

Demasiado a menudo, un fármaco prometedor tarda mucho en los ensayos clínicos. A veces esto se debe a que no se proporciona el beneficio prometido. A veces, sin embargo, funciona, pero sus efectos secundarios resultan más peligroso que la enfermedad que se supone que tratar. El costo de los ensayos es una razón importante por la investigación de medicamentos sea tan caro. AstraZeneca por lo tanto planea utilizar células madre inducidas para comprobar la potencial toxicidad de los medicamentos antes de probarlo en los ensayos clínicos en humanos.

Y AstraZeneca no es la única compañía interesada en las células iPS. En diciembre de GlaxoSmithKline, otra firma británica está utilizando neuronas derivadas de células iPS con beta-amiloide, una molécula vinculada con la enfermedad de Alzheimer . Dichas neuronas son utilizadas para probar cientos de fármacos que sean capaz de bloquear la producción del beta-amiloide. Los resultados de este experimento se publicarán en Marzo en la revista Stem Cell Research.

Otra ventaja del uso de las células iPS es que es posible utilizar las células adultas de los pacientes con dolencias específicas, en particular de enfermedades con un componente genético, y luego convertirlas a las células inducidas para luego producir el tipo celular dañado particularmente en ese paciente. Varios grupos de investigadores han utilizado esta aproximación para probar drogas que detengan la enfermedad en las células del paciente con la mutación particular.

George Daley, de la Universidad de Harvard, es uno de los científicos que ha probado estos modelos celulares que son capaz de obtenerse en un laboratorio.  En el 2008 creó líneas de células madre a partir de diez personas con diferentes condiciones, incluyendo el síndrome de Down, diabetes juvenil y la enfermedad de Parkinson.

Tales modelos son difícilmente a toda prueba. Los científicos reconocen que la tecnología está todavía en su infancia, pero a la larga puede traer nuevos medicamentos. iPierian, una empresa que ha utilizado células iPS para desarrollar dos anticuerpos que podrían ser utilizados para atacar a la proteína Tau, una proteína implicada en la enfermedad de Alzheimer, y también para aclarar la inflamación relacionada con la enfermedad de Alzheimer y otras enfermedades neurodegenerativas.

Esto es un uso muy lejos de la idea original de emplear las células madre en medicina regenerativa. La pluralidad de su potencia, entonces puede ser utilizada también para explorar el descubrimiento de nuevos fármacos.

Artículo escrito por:

- quién ha escrito 581 artículos en bioBlogia.

Francisco P. Chávez Profesor Asistente, Laboratorio de Microbiología Molecular y Biotecnología Departamento de Biología Facultad de Ciencias Universidad de Chile

Contactar al autor

Enviar respuesta

advert

bioBlogia

Francisco P. Chávez Ph.D
Departamento de Biología
Facultad de Ciencias
Universidad de Chile
microbioblogia [at] gmail.com
http://about.me/bioBlogia

Subscripción bioBlogia