Categoría | General, Salud

Descubren nuevo método para tratar la obesidad visceral

 

Las grasas de color pardo parecen ser la opción correcta cuando se trata de los tipos de células grasas en nuestro cuerpo. La grasa parda se consume para la producción de energía, mientras que su contraparte, las grasas blancas se almacenan. El peligro de las células grasas blancas, junto con el aumento del riesgo de padecer diabetes, enfermedades del corazón y la grasa visceral. La grasa visceral es la acumulación de grasa alrededor de los órganos en el abdomen.

Es así que en la batalla contra la obesidad, la grasa marrón parece ser nuestro amiga y la grasa blanca nuestra enemiga.

Un equipo de investigadores del Hospital Brigham and Women (BWH) y de la Escuela Médica de Harvard han descubierto una manera de convertir a un enemigo en un amigo. El estudio fue publicado en la revista Nature Medicine.

Mediante la manipulación de las vías metabólicas en el organismo encargado de convertir la vitamina A o retinol-en ácido retinoico, los colegas han hecho esencialmente que la grasa blanca adopte características de la grasa parda. Sus hallazgos pudieran ser un paso más en la carrera para desarrollar nuevas terapias contra la obesidad.

Los retinoides son moléculas derivadas del metabolismo de la vitamina A y son responsables de muchas funciones biológicas. Una de las funciones es precisamente el control del desarrollo de las células grasas y sus acciones. Un paso clave en el metabolismo de los retinoides se produce con la ayuda de una enzima llamada retinaldehído deshidrogenasa 1, o Aldh1a1 . Los investigadores observaron que en los humanos y los ratones, Aldh1a1 es abundante en las células grasas blancas, y especialmente en la grasa visceral o abdominal.

Cuando Aldh1a1 fue inhibida en las células grasas blancas, las células comenzaron a actuar como células grasas marrón. Una de las características definitorias de la grasa marrón es su capacidad de liberar energía en forma de calor. Los ratones con deficiencia o inhibición de la enzima Aldh1a1 quedaron protegidos contra la exposición al frío.

Especialmente emocionante para las perspectivas de la orientación Aldh1a1 para el beneficio terapéutico, los investigadores encontraron que la anulación de la expresión del gen de la Aldh1a1 mediante la inyección de moléculas antisentido en ratones obesos por dieta resultaron con menos grasa visceral, menos aumento de peso, y la disminución de los niveles de glucosa, y la protección contra la exposición al frío en comparación con los ratones control.

La grasa parda, y los mecanismos que podrían convertir la grasa blanca en marrón para tomar las características de grasa, ha estado recibiendo una creciente atención como una posible manera de tratar la obesidad y sus complicaciones.

 

Referencia

Florian W Kiefer, Cecile Vernochet, Patrick O’Brien, Steffen Spoerl, Jonathan D Brown, Shriram Nallamshetty, Maximilian Zeyda, Thomas M Stulnig, David E Cohen, C Ronald Kahn, Jorge Plutzky. Retinaldehyde dehydrogenase 1 regulates a thermogenic program in white adipose tissueNature Medicine, 2012; DOI:10.1038/nm.2757

  • Artículo escrito por:

    - quién ha escrito 550 artículos en bioBlogia.

    Francisco P. Chávez Profesor Asistente, Laboratorio de Microbiología Molecular y Biotecnología Departamento de Biología Facultad de Ciencias Universidad de Chile

    Contactar al autor

    Comentarios

    Enviar respuesta

    advert

    bioBlogia

    Francisco P. Chávez Ph.D
    Departamento de Biología
    Facultad de Ciencias
    Universidad de Chile
    microbioblogia [at] gmail.com
    http://about.me/bioBlogia

    Translator

    bioBlogia en Flickr

    Get Adobe Flash player

    Nube de etiquetas

    bioBlogia mobile

    QR Code - scan to visit our mobile site