Categoría | Neurociencias

La ausencia de sexo incrementa la ingesta de alcohol en las moscas

 

Al igual que muchas personas, las moscas machos que han sido rechazadas sexualmente se sumergen en el alcohol a diferencia de  aquellas que han tenido contactos sexuales libremente. En el artículo publicado en la revista Science, los investigadores sugieren que el alcohol estimula el cerebro de las moscas como una “recompensa” de una manera similar a la conquista sexual.

El trabajo apunta a una sustancia química cerebral llamada neuropéptido F, que parece estar regulada por el comportamiento de las moscas. La conexión entre el alcohol y este producto químico, que en los seres humanos se conoce como el neuropéptido Y, ya se había observado en estudios con ratones bebedor. Cabe recordar que los cerebros humanos tienen una química similar, por lo que se pudiera explicar el comportamiento humano de una manera similar a lo que ocurre en los ratones.

 El nuevo trabajo explora la relación entre tales de búsqueda de recompensa y el estudio de las interacciones sociales. Se postula que los sistemas de recompensa evolucionaron para reforzar los comportamientos que son importantes para la supervivencia de los individuos y de las especies, como el consumo de alimentos y el apareamiento.
El estudio consistió en colocar las moscas de la fruta macho en una urna de cristal con hembras vírgenes listas para copular. Luego colocaron a otros machos con las mismas hembras que ya habían copulado, por lo que rechazaron a los recién llegados. Después los machos fueron puestos en cajas con alimentos sin alcohol y con un 15% de alcohol. Los machos que habían sido rechazados se “lanzaron” a los alimentos con alcohol.

Las drogas abusivas tienden a secuestrar las mismas vías neurales utilizados por las recompensas naturales, por lo que los autores quisieron utilizar el alcohol, que es un ejemplo extremo de un compuesto que puede afectar el sistema de recompensas, para conocer el mecanismo que hace que la interacción social sea gratificante para los animales.

De acuerdo al estudio, el neuropéptido Y en el cerebro de las moscas macho hace que aumente o disminuya el consumo de los alimentos con alcohol de estos insectos según su grado de satisfacción sexual.

Si ocurriera lo mismo en los humanos, esto podría ayudar a crear tratamientos contra la dependencia del alcohol y otras drogas. Es decir si estos neuropéptidos  desempeñan un papel importante en el estado psicológico que conlleva al abuso del alcohol y drogas, es posible desarrollar terapias que neutralizan los receptores de esta molécula. Estas estrategias podrían ser útiles para el diseño de nuevos tratamientos de la ansiedad y la obesidad.

 

Referencia

G. Shohat-Ophir, K. R. Kaun, R. Azanchi, and U. Heberlein. Sexual Deprivation Increases Ethanol Intake in Drosophila. Science, 2012: 335 (6074), 1351-1355. DOI:10.1126/science.1215932.

Artículo escrito por:

- quién ha escrito 581 artículos en bioBlogia.

Francisco P. Chávez Profesor Asistente, Laboratorio de Microbiología Molecular y Biotecnología Departamento de Biología Facultad de Ciencias Universidad de Chile

Contactar al autor

Enviar respuesta

advert

bioBlogia

Francisco P. Chávez Ph.D
Departamento de Biología
Facultad de Ciencias
Universidad de Chile
microbioblogia [at] gmail.com
http://about.me/bioBlogia

Subscripción bioBlogia