Categoría | Cáncer, Células Madre

Implantan por primera vez un órgano hecho en un laboratorio

 

Por primera vez, un paciente ha recibido una tráquea sintética que se ha creado en un laboratorio con células de la madre del propio paciente y sin necesidad de utilizar tejidos de un donante humano. Todo un hito en el uso de células madre para la medicina regenerativa.


La tráquea es un órgano de carácter cartilaginoso y membranoso que va desde la laringe hasta los bronquios. Su función principal es brindar una vía abierta al aire inhalado y exhalado desde los pulmones. En un laboratorio en Londres los científicos crearon una tráquea artificial mediante el uso de células madre del propio paciente.

El 9 de junio, los médicos implantaron la tráquea biosintética en un hombre de 36 años de edad con cáncer traqueal avanzado en el Hospital Universitario de Karolinska en Estocolmo.

Aunque los cánceres de tráquea son extremadamente raros, representando menos del 1% de todos los cánceres, el avance resulta importante en el campo de la medicina regenerativa y particularmente en la confección de órganos artificiales mediante el uso de células madre.

Después del diagnóstico inicial del paciente en el año 2008, ya se habían agotado todos los tratamientos disponibles, incluida la quimioterapia, la radioterapia y la cirugía. Como ya el tumor le había bloqueado casi la tráquea, en lugar de esperar para un trasplante, los médicos sugiereron probar esta nueva tráquea, modelando después la forma específica de la tráquea del paciente.

El órgano esta hecho de polímeros que tienen una textura esponjosa y flexible y los anillos rígidos alrededor del tubo imitaban la estructura de una tráquea humana. Este tubo fue bañado en una solución que contiene células madre del paciente para obtener las células a crecer en el material polimérico. Luego las células madre pueden dividirse y convertirse en una gran variedad de tipos de células, incluidas las de los órganos que forman la tráquea. Es decir, una tráquea artificial cubierta con las células madre del propio paciente.

A las células madre se les dieron señales físicas o químicas para crear el tipo de tejido deseado. Una vez que las células fueron prosperando en la forma, la tráquea artificial se implantó en el paciente.

Su cuerpo aceptó la nueva tráquea, y hasta tuvo un reflejo de tos, dos días después de la cirugía.

La creación de la estructura sintética de la tráquea en el presente caso se demoró entre 10 a 12 días, en comparación con los meses de espera para un donante de órganos.

La investigación involucró a médicos e investigadores en Suecia, el Reino Unido y los Estados Unidos.

 

Referencias

Jungebluth P, Bader A, Baiguera S, Möller S, Jaus M, Mei Ling Lim, Fried K, Kjartansdóttir KR, Go T, Nave H, Harringer W, Lundin V, Teixeira AI, Macchiarini P. The concept of in vivo airway tissue engineering. Biomaterials. 2012 Mar 20. [Epub ahead of print].

Badylak SF, Weiss DJ, Caplan A, Macchiarini P. Engineered whole organs and complex tissuesLancet. 2012 Mar 10;379(9819):943-52. Review.

Artículo escrito por:

- quién ha escrito 581 artículos en bioBlogia.

Francisco P. Chávez Profesor Asistente, Laboratorio de Microbiología Molecular y Biotecnología Departamento de Biología Facultad de Ciencias Universidad de Chile

Contactar al autor

Enviar respuesta

advert

bioBlogia

Francisco P. Chávez Ph.D
Departamento de Biología
Facultad de Ciencias
Universidad de Chile
microbioblogia [at] gmail.com
http://about.me/bioBlogia

Subscripción bioBlogia