Categoría | Células Madre, Video

Crean los primeros monos quiméricos a partir de células madre de embriones independientes

 

Los científicos han producido los primeros monos quiméricos en el mundo. Desarrollados a partir de células madre obtenidas de embriones independientes, los monos nacidos contienen material genético de hasta seis genomas diferentes. Los bebés monos rhesus nacidos son totalmente sanos y la técnica constituye una gran promesa para las futuras investigaciones con células madre en los primates. El estudio aparece en la edición temprana en línea de la prestigiosa revista Cell.

Los monos, llamadoS Roku, Hex y Chimero, nacieron en el Oregon National Primate Research Center de la Oregon Health & Science University. Son el resultado de las mezclas hechas de diferentes embriones de monos rhesus.

Los investigadores tomaron las células madre muy tempranas, llamadas células madre pluripotentes, a partir de distintos embriones en desarrollo y, básicamente los pegaron y luego implantaron los embriones mixtos en monos que actuaron como madres sustitutas. Las células formadas a partir de fuentes totalmente diferentes no se fundieron, pero trabajaron juntas en armonía, formando animales normales y sanos.

La clave de los científicos fue el uso de las células totipotentes, llamadas así por su capacidad de diferenciarse en la totalidad de las células posibles de un animal. Una célula totipotente puede dar lugar a un animal entero. Sin embargo, las células madre pluripotentes, el tipo más utilizado en la investigación con células madre, pueden diferenciarse en cualquier célula en el cuerpo, pero no puede convertirse en un animal entero, y no pueden hacer otros tejidos embrionarios como la placenta. Las células madre totipotentes sólo se derivan de las primeras etapas de un cigoto, pocos días después de la fecundación. En los seres humanos, las células totipotentes se diferencian en células pluripotentes después de cuatro días.

Las quimeras no son nada nuevo para la ciencia. Los ratones quiméricos se crean todo el tiempo para formar modelos knock-out, con las secuencias de los genes eliminados. Nadie podría crear un ser humano quimérico, pero los ratones quiméricos y otros modelos animales se pueden utilizar para estudiar las enfermedades y la medicina regenerativa.

Los científicos intentaron reproducir el método de los ratones en los monos, la implantación de cultivos de células embrionarias en embriones de monos existentes, pero no funcionó. Resulta que los embriones de primates evitan que cultivos de células madre embrionarias se integren como lo hacen en los ratones. Este es un hallazgo sorprendente e importante que aún no tiene explicación.

Si queremos avanzar en terapias con células madre desde el laboratorio a las clínicas y del ratón a los humanos, tenemos que entender lo que estas células de primates puede y no puede hacer.

Referencia

Masahito Tachibana, Michelle Sparman, Cathy Ramsey, Hong Ma, Hyo-Sang Lee, Maria Cecilia T. Penedo, Shoukhrat Mitalipov. Generation of Chimeric Rhesus Monkeys. Cell, 2012,  doi:10.1016/j.cell.2011.12.007

Artículo escrito por:

- quién ha escrito 581 artículos en bioBlogia.

Francisco P. Chávez Profesor Asistente, Laboratorio de Microbiología Molecular y Biotecnología Departamento de Biología Facultad de Ciencias Universidad de Chile

Contactar al autor

Enviar respuesta

advert

bioBlogia

Francisco P. Chávez Ph.D
Departamento de Biología
Facultad de Ciencias
Universidad de Chile
microbioblogia [at] gmail.com
http://about.me/bioBlogia

Subscripción bioBlogia