Categoría | Medio Ambiente

NASA descubre disminución sin precedentes de la capa de ozono en el Ártico

 

Un estudio dirigido por la NASA ha documentado una disminución sin precedentes de la capa de ozono protectora de la Tierra sobre el invierno ártico y la primavera pasados ??causada por un período inusualmente prolongado de temperaturas extremadamente bajas en la estratosfera.

El estudio, publicado en línea por la revista Nature, encontró que la cantidad de ozono destruido en el Ártico en el año 2011 fue comparable a la observada en algunos años en la Antártida, donde un “agujero” en la capa de ozono se ha formado cada primavera desde mediados de los años 80. La capa de ozono de la estratosfera, que se extiende desde unos 15 a 35 kilómetros por encima de la superficie terrestre, protege la vida en la Tierra de los rayos solares ultravioleta.

El agujero de ozono antártico se forma cuando las condiciones de frío extremo, muy común en la estratosfera en el invierno antártico, desencadenan reacciones que convierten en la atmósfera el cloro de las sustancias químicas producidas por el hombre en formas que destruyen el ozono.

La misma pérdida de la capa de ozono ocurren cada invierno en el Ártico. Sin embargo, las condiciones generalmente más calientes estratosféricamente ponen un límite de la zona afectada y el plazo durante el cual las reacciones químicas se producen, lo que resulta en una menor pérdida de la capa de ozono en la mayoría de los años en el Ártico que en la Antártida.

Para investigar la pérdida de ozono en el Ártico durante el año 2011, los científicos de 19 instituciones de nueve países (Estados Unidos, Alemania, Países Bajos, Canadá, Rusia, Finlandia, Dinamarca, Japón y España) analizaron un amplio conjunto de observaciones globales de gases y nubes de Aura de la NASA y las naves espaciales CALIPSO, además, la capa de ozono fue medida por globos instrumentados con los datos meteorológicos y los modelos atmosféricos.

Los científicos encontraron que en determinadas altitudes, el período frío en el Ártico duró aproximadamente 30 días más en 2011 que en cualquier otro invierno ártico, lo que condujo a la pérdida sin precedentes del ozono. Se necesitan más estudios para determinar los factores que incidieron en que el período de frío durara tanto tiempo.

La pérdida de ozono en el Ártico 2011 se produjo en un área mucho más pequeña que la de los agujeros de ozono de la Antártida. Esto es debido a que el vórtice polar ártico fue un 40 por ciento más pequeño que un típico vórtice antártico. Aunque más pequeño y de menor duración que su homólogo de la Antártida, el vórtice polar ártico es más móvil y a menudo se mueve sobre regiones densamente pobladas del norte.

Como es conocido la disminución en la capa de ozono aumenta la radiación ultravioleta en la superficie, lo que se sabe que tienen efectos adversos en los seres humanos y otras formas de vida.

Aunque la cantidad total de ozono medida en el Ártico es más del doble de la que se observa típicamente en una primavera de la Antártida, la cantidad destruida fue comparable a la de algunos agujeros de ozono de la antártica anterior. Esto se debe a los niveles de ozono en el comienzo del invierno del Ártico son mucho mayores que en el comienzo del invierno antártico.

Lamentablemente nuestra habilidad para cuantificar la pérdida de ozono polar y los procesos asociados se reducirá en el futuro, ya que el satélite Aura de la NASA y las naves espaciales CALIPSO, esenciales en estas mediciones, llegan al final de su vida operativa. Es imperativo que esta capacidad de medición se mantenga si se quiere predecir de forma fiable la pérdida de ozono en el futuro en un clima cambiante.

Referencia

Gloria L. Manney, Michelle L. Santee, Markus Rex, Nathaniel J. Livesey, Michael C. Pitts, Pepijn Veefkind, Eric R. Nash, Ingo Wohltmann, Ralph Lehmann, Lucien Froidevaux, Lamont R. Poole, Mark R. Schoeberl, David P. Haffner, Jonathan Davies, Valery Dorokhov, Hartwig Gernandt, Bryan Johnson, Rigel Kivi, Esko Kyrö, Niels Larsen, Pieternel F. Levelt, Alexander Makshtas, C. Thomas McElroy, Hideaki Nakajima, Maria Concepción Parrondo, David W. Tarasick, Peter von der Gathen, Kaley A. Walker, Nikita S. Zinoviev. Unprecedented Arctic ozone loss in 2011Nature, 2011; DOI:10.1038/nature10556

Artículo escrito por:

- quién ha escrito 581 artículos en bioBlogia.

Francisco P. Chávez Profesor Asistente, Laboratorio de Microbiología Molecular y Biotecnología Departamento de Biología Facultad de Ciencias Universidad de Chile

Contactar al autor

Enviar respuesta

advert

bioBlogia

Francisco P. Chávez Ph.D
Departamento de Biología
Facultad de Ciencias
Universidad de Chile
microbioblogia [at] gmail.com
http://about.me/bioBlogia

Subscripción bioBlogia