Categoría | Antibióticos, Salud

Estudio sugiere que algunos metales pesados aumentan la inmunidad

 

Un nuevo mecanismo de defensa natural contra las infecciones ha sido evidenciado por un equipo internacional liderado por investigadores franceses. El Zinc, un metal pesado que es tóxico en dosis altas, es utilizado por las células del sistema inmune para destruir los microbios como el bacilo de la tuberculosis o la Escherichia coli.

Gracias a este artículo publicado en la revista Cell Host & Microbe, este descubrimiento hace posible prever nuevas estrategias terapéuticas y poner a prueba nuevos candidatos vacunales.

Una de las estrategias conocidas y empleadas por nuestro sistema inmune para destruir los microbios consiste en privarlos de nutrientes esenciales tales como los metales pesados, especialmente el hierro. Por primera vez científicos han demostrado que lo contrario también es cierto. Es decir, las células inmunes son capaces de movilizar las reservas de los metales pesados, especialmente el zinc, para envenenar a los microbios.

Este fenómeno ha sido demostrado para Mycobacterium tuberculosis , el agente responsable de la tuberculosis en los seres humanos y que aqueja a cerca de 2 millones de muertes en todo el mundo cada año, y también para Escherichia coli, de las cuales ciertas cepas pueden causar infecciones graves en los sistemas digestivo y urinario. En las células del sistema inmunológico (macrófagos) que han ingerido M. tuberculosis o E. coli, los investigadores observaron una acumulación rápida y persistente de zinc.

También observaron la producción, en la superficie de los microbios, de numerosas proteínas cuya función es la de “bombear” o eliminar los metales pesados. En los macrófagos, los microbios están expuestos a cantidades potencialmente tóxicas de zinc y tratan de protegerse contra la intoxicación aumentando la síntesis de estas bombas de eflujo. La inhibición de las bombas a través de la ingeniería genética es una prueba de la evidencia que M. tuberculosis y E. coli son aún más sensibles a la destrucción por los macrófagos.

El Zinc, aunque tóxico cuando se ingiere en cantidades demasiado altas, es por lo tanto beneficioso para el sistema inmune, particularmente debido a que es utilizado por los macrófagos para eliminar a los microbios. Mecanismos equivalentes podrían existir para otros metales pesados ??como el cobre. Estos resultados tienen implicaciones clínicas muy concretas. En particular, se vuelve a abrir el debate sobre la suplementación de la dieta (por ejemplo, con Zinc) y también puede dar lugar a nuevos antibióticos que bloquean la acción de las bombas de eflujo de los metales en los microbios o la creación de nuevas cepas atenuadas como candidatos vacunales.

Referencia

Hélène Botella, Pascale Peyron, Florence Levillain, Renaud Poincloux, Yannick Poquet, Irène Brandli, Chuan Wang, Ludovic Tailleux, Sylvain Tilleul, Guillaume M. Charrière, Simon J. Waddell, Maria Foti, Geanncarlo Lugo-Villarino, Qian Gao, Isabelle Maridonneau-Parini, Philip D. Butcher, Paola Ricciardi Castagnoli, Brigitte Gicquel, Chantal de Chastellier, Olivier Neyrolles. Mycobacterial P1-Type ATPases Mediate Resistance to Zinc Poisoning in Human MacrophagesCell Host & Microbe, 2011; 10 (3): 248 DOI: 10.1016/j.chom.2011.08.006

Artículo escrito por:

- quién ha escrito 581 artículos en bioBlogia.

Francisco P. Chávez Profesor Asistente, Laboratorio de Microbiología Molecular y Biotecnología Departamento de Biología Facultad de Ciencias Universidad de Chile

Contactar al autor

Enviar respuesta

advert

bioBlogia

Francisco P. Chávez Ph.D
Departamento de Biología
Facultad de Ciencias
Universidad de Chile
microbioblogia [at] gmail.com
http://about.me/bioBlogia

Subscripción bioBlogia