¿Podrán los tratamientos con células madre aumentar la vida útil de los atletas de alto rendimiento?

Pocas veces puedo conjugar dos grandes pasiones en una noticia, mi amor por la biología y por los deportes, particularmente el deporte nacional en mi Cuba natal, el béisbol. Los jugadores de béisbol son una de las “exportaciones” más reconocibles de fabricación latina. Jugadores dominicanos, puertoriqueños, cubanos, venezolanos y de toda latinoamérica brillan en las Grandes Ligas (MLB) de los EUA. Es por eso que no es extraño que los médicos aprovechen de utilizar jugadores latinos para mostrar y promover los avances alcanzados por la médicina latinoamericana.

En el año 1974, el lanzador Tommy Johns se hizo mundialmente famoso gracias a que el doctor Frank Jobe le reemplazó un ligamento colateral de su codo derecho lesionado y lo colocó en el codo izquierdo para crear una cirugía que hasta la actualidad ha logrado recuperar las carreras de cientos de peloteros, entre ellos Paul Molitor, Chris Carpenter, Josh Johnson, Mariano Rivera, John Smoltz, Adam Wainwright, Joaquin Soria, y Tim Hudson.

Se calcula que un 85% de los jugadores que se someten a esta cirugía logran insertarse de forma exitosa en la alta competencia. El principal especialista en el mundo en esta técnica es el doctor James Andrews y realiza más de 150 intervenciones al año.

Fue precisamente la recuperación exitosa de los procedimientos quirúrgicos de los deportistas de alto rendimiento lo que motivó el interés de los médicos dominicanos Sergio Guzmán y Leonel Liriano para entrar en el campo de la medicina deportiva. Sus décadas de experiencia en la ortopedia la las fortalecieron en los Estados Unidos con tratamientos novedosos de medicina regenerativa con células madre. Pude comunicarme con ellos y me explicaron en qué consiste la técnica.

Primero para demostrar la eficacia de este tratamiento era necesario llevar a cabo el ensayo con un atleta veterano, cuya recuperación sería enviar un mensaje en relación con la efectividad del uso de células madre en personas con actividad física de alto rendimiento.

El estelar lanzador dominicano Pedro Martínez fue su primer objetivo a principios de 2009, pero el tres veces ganador del premio Cy Young no estuvo disponible.

Sin embargo, en mediados de marzo de 2010, el lanzador Bartolo Colón aceptó la invitación de Guzmán y Liriano, y fue sometido a un trasplante de células madre para reparar los tejidos dañados en su hombro derecho. Seis semanas más tarde recibió una “vacuna de refuerzo”, y desde octubre del año ha estado vinculado en numerosas ligas para recuperar su forma.

Bartolo Colón era el sujeto perfecto para demostrar la eficacia del tratamiento pues había abandonado béisbol de Grandes Ligas en el año 2009, quejándose de dolor en su hombro derecho. A los 36 años de edad, con un récord de 3-6 y una efectividad de 4.19, con los Medias Blancas de Chicago. Su brillante carrera sin este tratamiento estaba prácticamente terminada.

El equipo de cirujanos dominicanos en Santiago de los Caballeros adquirió los conocimientos más avanzados de la medicina regenerativa actual desarrollada por el Dr. Joseph Purita, director del Instituto de Ortopedia Molecular y Regenerativa (IRMO) a quien incluso invitaron para el tratamiento de Bartolo Colón. Aquí los dejo con la entrevista que nos aceptó amablemente el Dr. Sergio Guzmán.

1. ¿En qué consiste el tratamiento de medicina regenerativa con células madre que aplican Uds. y qué tipo de dolencias pueden ser corregidas?

Dr. Sergio Guzmán. Trabajamos con celulas madres adultas, extraídas de medulas oseas, tejido graso y sangre periferica. Centrifugamos y colocamos en el tejido lesionado. Trabajamos con dolencias donde las células madre puedan imitar la regeneracion de los tejidos que estas mismas celulas realizan de forma natural.

2. ¿Qué posibles riesgos pudieran correr las personas transplantadas y cómo se compara la recuperación con otros tratamientos quirúrgicos?

Dr. Sergio Guzmán. Hasta ahora, los riesgos son muy escasos y de poca relevancia y se traducen en dolor en el área de la punción, y un caso de absceso.  La recuperación es inmediata no requiriendo reposo de ningun tipo.  Esto es un procedimiento minimamente invasivo que generalmente no requiere hospitalización.

3. ¿Tienen pensado extender estetratamiento a lesiones similares pero en otras articulaciones del cuerpo (i.e rodilla, tobillo)?

Dr. Sergio Guzmán. Claro que sí, de hecho lo hacemos.

El éxito de Bartolo primero fue en el Campeonato Pre-Mundial de Puerto Rico, luego en la pelota invernal con las Aguilas y los Leones del Escogido, para luego jugar en la liga invernal de Puerto Rico. La oferta final vino de los Yankees de Nueva York, ganó un lugar en los entrenamientos de primavera, y hoy se ha ganado un lugar en la rotación de abridores de uno de los equipos más famosos en el béisbol.

No querían hacer un juicio sobre un joven 23 a 24 años de edad, debido a que la eficacia podría ser cuestionado debido a su edad.

Esto se está haciendo en todo el mundo , insistió Guzmán. “Hemos recibido alguna capacitación en el extranjero para manejar este tipo de cosasy la Universidad de Harvard donó las centrifugadoras. Esto no es una invención. Lo que hacemos es tomar un poco de médula ósea y la ponemos  una zona afectada”.

Después del éxito de Bartolo Colón no dudo en que se pruebe en otros jugadores y de otras disciplinas deportivas. Si Iván Zamorano hubiese podido inyectarse células madré en su rodilla, quizás todavía estaría jugando en la roja para la próxima Copa América o Fernando González pudiera también tratarse su rodilla para extender su carrera deportiva.

Referencia

The Institute of Regenerative and Molecular Orthopedics. http://www.stemcellorthopedic.com/stem-cell-therapy.html

 

Artículo escrito por:

- quién ha escrito 581 artículos en bioBlogia.

Francisco P. Chávez Profesor Asistente, Laboratorio de Microbiología Molecular y Biotecnología Departamento de Biología Facultad de Ciencias Universidad de Chile

Contactar al autor

Enviar respuesta

advert

bioBlogia

Francisco P. Chávez Ph.D
Departamento de Biología
Facultad de Ciencias
Universidad de Chile
microbioblogia [at] gmail.com
http://about.me/bioBlogia

Subscripción bioBlogia