Categoría | Energías renovables

Crisis nuclear en Fukushima

El terremoto en la costa noreste de Japón ha causado una situación potencialmente catastrófica en una de las centrales nucleares de Japón. La situación sigue evolucionando, pero aquí les resumo una evaluación preliminar basada en los hechos que han ocurrido en la actualidad para que se pueda entender la magnitud de lo que está sucediendo.

El dueño de la planta, Tokyo Electric Power Company (TEPCO), informó a las 2:46 horas locales (12:46 GMT) “, que las turbinas y los reactores de la planta nuclear de Fukushima y particularmente las Unidades 1, 2 y 3 se apagaron automáticamente debido al terremoto Miyagiken-oki.

Estos reactores son tres de los seis reactores en funcionamiento en las instalaciones de nucleares Fukushima I. Todos ellos son reactores de agua hirviendo. La Unidad 1 tiene una potencia nominal de 460 megavatios, y las Unidades 2 y 3 cada uno tiene una potencia nominal de 784 megavatios.

TEPCO señaló que el estado de las detenciones fueron causadas por la pérdida de poder fuera del sitio “debido al mal funcionamiento de uno de los dos sistemas de energía exteriores”. Esta pérdida de poder disparó los generadores diesel de emergencia, que se encienden automáticamente para proporcionar la energía de reserva para los reactores.

Sin embargo, a las 3:41 pm locales (01:46 GMT), los generadores diesel de emergencia se apagaron, según TEPCO “debido al mal funcionamiento, lo que resulta en la pérdida completa de la corriente alterna para las tres unidades”. El hecho de que los generadores de diesel se apagaran es muy probablemente debido a la llegada del tsunami, que causó inundaciones en la zona. El terremoto tuvo su epicentro a 240 kilómetros de Japón, y se generó un tsunami que demoró aproximadamente una hora para llegar a las islas japonesas.

Esta falta de energía eléctrica como resultado es una de las condiciones más graves que pueden afectar a una central nuclear, es decir, “el apagón de la estación”, durante el cual se pierde la energía de emergencia fuera del emplazamiento y en el sitio de corriente alterna (CA). Las centrales nucleares en general, necesitan de alimentación de CA para operar los motores, válvulas e instrumentos que controlan los sistemas que proporcionan la refrigeración de agua para el núcleo radiactivo. Sin la alimentación de toda la energía alterna, las opciones para enfriar el núcleo son limitados.

Los reactores de agua hirviendo en Fukushima están protegidos por un aislamiento de refrigeración del núcleo del reactor (RCIC), el cual puede funcionar sin corriente alterna, ya que es impulsado a vapor y por lo tanto no requiere de bombas eléctricas. Sin embargo, sí requiere de alimentación de CC de las baterías de sus válvulas y controles para su funcionamiento.

Sin embargo, si la batería se agota antes de que se restablezca la alimentación de CA, el RCIC se detendrá así como el suministro de agua para el núcleo y el nivel del agua en el núcleo del reactor podría caer. Si cae lo suficiente, el núcleo se caliente y que el combustible se puede estropear. En última instancia, una “crisis nuclear” podría ocurrir: El núcleo podría llegar a calantarse tanto que podría formar una masa que se funde a través de la vasija del reactor de acero. Esto liberaría una gran cantidad de radiactividad de la nave en el edificio de contención que rodea el vaso. He aquí el gran peligro de lo que sucede en Fukushima.

El propósito del edificio de contención es mantener a la radiactividad atrapada y que no sea liberada al medio ambiente. Una crisis que incrementaría la presión en el edificio de contención. El problema es que en este momento no sabemos si el terremoto dañó el edificio de contención suficiente para afectar su capacidad de contener la presión y permitir que la radiactividad se salga.

La preocupación por un accidente grave es lo suficientemente alta que mientras TEPCO está tratando de restaurar la refrigeración, el gobierno ha evacuado un área de 10 km de radio de la zona alrededor del reactor.

Bloomberg News informó que la duración de la batería para el sistema RCIC es de ocho horas. Esto significa que las pilas se han agotado antes de las 10 am EST en la actualidad. No está claro si este informe es exacto, ya que sugiere que varias horas han transcurrido sin ningún tipo de refrigeración del núcleo. Bloomberg también informó de que Japón había obtenido seis baterías de respaldo y previstas para transportarlos al sitio, posiblemente en un helicóptero militar. No está claro cuánto tiempo tomaría esta operación.

También ha habido informes de noticias que la Unidad 2 de Fukushima también ha perdido su refrigeración del núcleo, lo que sugiere que su sistema de refrigeración (RCIC) ha dejado de funcionar, pero que la situación “se ha estabilizado”, aunque no se conoce públicamente cuál es la situación. Los informes de TEPCO y sus planes para liberar el vapor del reactor para reducir la presión, que había aumentado un 50% más de lo normal pueden ser consultados en el sitio (http://www.tepco.co.jp/en/index-e.html).

Referencia

All thing Nuclear (http://allthingsnuclear.org/)

Artículo escrito por:

- quién ha escrito 581 artículos en bioBlogia.

Francisco P. Chávez Profesor Asistente, Laboratorio de Microbiología Molecular y Biotecnología Departamento de Biología Facultad de Ciencias Universidad de Chile

Contactar al autor

Enviar respuesta

advert

bioBlogia

Francisco P. Chávez Ph.D
Departamento de Biología
Facultad de Ciencias
Universidad de Chile
microbioblogia [at] gmail.com
http://about.me/bioBlogia

Subscripción bioBlogia