Descubren el misterio del chupacabras

A medida que se acerca Halloween, los cuentos de monstruos y bichos abundan. Entre los más temibles en Chile sin dudas la bestia legendaria es la conocida como el chupacabras. Pues un cientifico de la Universidad de Michigan llegó a una conclusión de que son coyotes con casos extremos de sarna.

El chupacabras es un animal mito”ilógico” que atacaría a los animales de diferentes especies en zonas ganaderas o rurales. El mito tuvo su origen en la isla de Puerto Rico y se conocen casos en América Central y América del Sur. A pesar de que descripciones hay tantas como historias de masacres, algo tienen en común, son animales feos, feroces y malolientes.

Barry OConnor, biólogo de la Universidad de Michigan, develó el mito. El verdadero chupacabra es una pequeña criatura de ocho patas que convierte a un animal sano, como puede ser un perro salvaje o un coyote, en un salvaje chupacabras.

Los científicos estudiaron algunos de los cadáveres de chupacabras y concluyeron que los monstruos temibles eran en realidad coyotes con casos extremos de la sarna, una condición de la piel causada por ácaros que cavan túneles bajo la piel. OConnor, que estudia estos ácaros que causan la sarna y tiene una idea de por qué estos asaltantes pequeños afectan a los coyotes salvajes tan severamente, convirtiéndolos en atrocidades.

En un reciente podcast “Hable Monster” en el sitio web de la revista Skeptic, O’Connor explicó que el ácaro responsable de la extrema pérdida del cabello que muestra en “el síndrome de chupacabras” es Sarcoptes scabiei, que también causa una erupción cutánea con picor conocida como la sarna en las personas. La sarna humana es una molestia, pero no suele ser un problema grave de salud o de apariencia, en parte, porque nuestros cuerpos ya están prácticamente sin pelo y en parte porque la población de ácaros en una determinada persona por lo general es relativamente pequeña, sólo de 20 o 30 ácaros.

Los estudios evolutivos realizado por OConnor y su antiguo estudiante graduado Hans Klompen, ahora profesor asociado en la Universidad Estatal de Ohio, sugieren que el ácaro de la sarna ha estado con nosotros durante toda nuestra historia evolutiva, dando tiempo suficiente para desarrollar defensas. Cuando los humanos comenzaron a domesticar los animales, Sarcoptes scabiei al parecer ha encontrado un nuevo reino de sus posibles víctimas. Los perros domésticos, como los humanos, han acogido a los ácaros tiempo suficiente para desarrollar la capacidad para combatir la sarna, pero cuando la condición se extiende a los miembros de la familia de los perros salvaje como lobos zorros y coyotes… cuidado la cosa puede cambiar.

“Siempre que se tenga una nueva asociación huésped-parásito, es bastante desagradable”, dijo O’Connor, “Se hace mucho daño, y la mortalidad puede ser relativamente alto debido a que las especies de acogida no han tenido ninguna historia evolutiva con el parásito, por lo que no han sido capaz de desarrollar cualquier defensa de las que tenemos.”

En estos animales lamentable, un gran número de ácaros cavan túneles bajo la piel causando inflamación, que da lugar a un engrosamiento de la piel. El suministro de sangre a los folículos del pelo se corta, por lo que el pelo se cae. En los casos especialmente malos, la débil condición del animal abre la puerta a que las bacterias que causan infecciones secundarias de la piel les produzcan un olor fétido. Pongan todo junto, y usted tienen a una fea, desnuda y maloliente, todo una monstruosidad como el chupacabras.

Las infecciones del ácaro también alteran el comportamiento de los animales, convirtiéndolos en asesinos sedientos de sangre?

No exactamente, pero hay una explicación de por qué puede ser especialmente probable que se alimentan de pequeños animales, como ovejas y cabras.”Debido a que estos animales están muy debilitados no les va a ser fácil la caza y se ven obligados a atacar el ganado, porque es más fácil que correr tras un conejo o un ciervo.

Curioso que un ácaro de 8 patas sea el “ultimate” chupacabra.

Referencias

Barry OConnor: http://www.lsa.umich.edu/eeb/people/bmoc/index.html
Monster Talk podcast, “Just Scratching the Surface“: http://traffic.libsyn.com/skeptic/023_Monstertalk.mp3

Artículo escrito por:

- quién ha escrito 581 artículos en bioBlogia.

Francisco P. Chávez Profesor Asistente, Laboratorio de Microbiología Molecular y Biotecnología Departamento de Biología Facultad de Ciencias Universidad de Chile

Contactar al autor

Enviar respuesta

advert

bioBlogia

Francisco P. Chávez Ph.D
Departamento de Biología
Facultad de Ciencias
Universidad de Chile
microbioblogia [at] gmail.com
http://about.me/bioBlogia

Subscripción bioBlogia