Categoría | General, Neurociencias

El miedo social puede ser la base de los estereotipos raciales

Los niños con el trastorno genético conocido como Síndrome de Williams tienen muchos problemas de salud. Sin embargo tienen una singularidad  fascinante: una naturaleza inusualmente amigable con los extraños porque carecen de la sensación de miedo que el resto de nosotros sentimos en muchas situaciones sociales.

La causa del Síndrome de Williams es una pérdida de parte del material genético en la banda 7q11.23. de uno de los dos cromosomas 7 del ADN, procedente del padre o de la madre. Se trata de una pérdida submicroscópica, lo que significa que no se aprecia bien cuando se visualiza al microscopio.

Un estudio publicado en la revista Current Biology sugiere que los niños con Síndrome de Williams no solo pierden26 genes en el cromosoma 7 sino que también la proclividad a los estereotipos basados en la raza que tenemos las personas “normales”.

Los hallazgos respaldan la idea de que el miedo social está en la raíz de los estereotipos raciales y no así de los sexuales. Los investigadores dicen que los resultados también podrían ayudar en el desarrollo de las intervenciones diseñadas para reducir las actitudes y conductas discriminatorias hacia los grupos vulnerables o marginados de la sociedad.

“Este estudio es el primero en reportar la ausencia de los estereotipos raciales en cualquier población humana”, dijo Andreas Meyer-Lindenberg, del Instituto Central de Salud Mental, Mannheim y la Universidad de Heidelberg.

Estudios previos han demostrado que los estereotipos se encuentran por doquier en los niños con desarrollo normal – incluso desde los de 3 años de edad. Para que hablar de los adultos?. Incluso los niños con autismo muestran los estereotipos raciales, a pesar de las profundas dificultades en la interacción social cotidiana y su incapacidad general para mostrar el conocimiento social adaptado.

En este estudio, los investigadores mostraron a los niños una serie de viñetas con las personas que difieren en raza o género y pidieron a los niños que asignaran características positivas o negativas a las muestras. Los niños típicamente hacen asignaciones fuertemente estereotipadas tanto para los roles sexuales como raciales, lo que confirma los resultados de estudios anteriores. Sin embargo, los niños con síndrome de Williams no mostraron evidencia alguna de sesgo racial.

Este perfil único “hipersociable” de las personas con Síndrome de Williams a menudo los lleva a considerar que todos en el mundo son su amigo”, dijo Meyer-Lindenberg. “En trabajos previos, habámos demostrado que el tratamiento de la amenaza social es deficiente en las personas con el síndrome y esto se correlaciona con el hallazgo de que los estereotipos raciales en niños con Síndrome de Williams estaban completamente ausentes.

Curiosamente los niños con síndrome de Williams hacen asignaciones de funciones estereotipadas con respecto al sexo. Este descubrimiento sugiere que diferentes formas de estereotipos surgen de los mecanismos del cerebro y que estos mecanismos son selectivamente afectados de alguna manera por la alteración genética que causa el síndrome de Williams.

Referencia

Andreia Santos, Andreas Meyer-Lindenberg, Christine Deruelle. Absence of racial, but not gender, stereotyping in Williams syndrome children. Current Biology, 2010; 20 (7): R307-R308 DOI: 10.1016/j.cub.2010.02.009

Artículo escrito por:

- quién ha escrito 581 artículos en bioBlogia.

Francisco P. Chávez Profesor Asistente, Laboratorio de Microbiología Molecular y Biotecnología Departamento de Biología Facultad de Ciencias Universidad de Chile

Contactar al autor

Enviar respuesta

advert

bioBlogia

Francisco P. Chávez Ph.D
Departamento de Biología
Facultad de Ciencias
Universidad de Chile
microbioblogia [at] gmail.com
http://about.me/bioBlogia

Subscripción bioBlogia