¿Cómo ver el rojo si eres daltónico?

La mayoría de las abejas no se molestan en visitar las flores rojas, estas son generalmente reservadas para otros polinizadores tales como los colibríes. Pero nadie se lo explicó a los abejorros chilenos Bombus dahlbomii pues ellos son perfectamente felices con las flores rojas tanto como de su néctar de buena calidad. ¿Por qué es el color rojo tan conflictivo en las flores para os polinizadores? Investigadores del Departamento de Biología de la Facultad de Ciencias de la Universidad de Chile luego de perseguir por todo Chile a estos curiosos porfiados dicen tener la respuesta.

Las flores rojas tienen un problema, ese color la naturaleza lo deparó también para las flores muertas. Es por esta razón que las abejas no se molestan en polinizar estas flores. Sin embargo ¿cómo diferencian los insectos las flores rojas vivas de las muertas? Los investigadores explican que las abejas sólo tienen tres receptores visuales, ajustados a las longitudes de onda ultra violeta, azul y verde. Ellos no pueden ver el rojo, o al menos no en la forma en que lo vemos nosotros. La curiosidad por saber cómo los insectos “daltónicos” se han adaptado astutamente para ver estas flores se dirigieron al sur de Chile para recoger evidencias tanto en las flores como en las abejas.

Primeramente y con mucho cuidado transportaron las delicadas flores de regreso a Santiago y midieron las longitudes de onda de la luz reflejadas por las flores para ver si alguna de ellas reflejan los colores que pueden ser detectados por las abejas. Sin embargo, muchas de las flores sólo reflejaban las longitudes de onda rojas, por lo que las abejas no podían reconocer las flores por su color rojo con el conjunto estándar de fotorreceptores que poseen. Otra estrategia debería ser utilizada.

A continuación, decidieron poner a prueba la visión de color de los insectos. Ellos viajaron más al sur, a los bosques templados de Chile para recoger un nido de abejas B. dahlbomii. “No fue fácil encontrar un nido. Estos abejorros son raros porque su número se ha reducido por la agricultura. Sin embargo, después de tres viajes de campo, finalmente encontraron un nido y volvieron al laboratorio en Santiago.

Trabajando en conjunto con los neurobiólogos Jorge Mpodozis y Adrián Palacios, Jaime Martínez-Harms midió la sensibilidad de los ojos de las abejas para determinar si habían desarrollado un receptor especializado en ver el rojo, pero nada.

Después de haber confirmado que las abejas no podrían detectar longitudes de onda rojas, se preguntaron si los insectos se utilizan otras indicaciones de color, como las diferencias de intensidad (contraste acromático), para encontrar las flores.

Para esto simularon una flor roja situada entre el follaje con un disco rojo sobre un fondo verde, entrenaron a las abejas para visitar el disco rojo, recompensandolas con una solución tentadora de azúcar. Una vez que las abejas habían aprendido a visitar la flor artificial, les ofrecieron la opción entre la flor roja y una azul (disco azul sobre un fondo verde), para ver si las abejas podían distinguir entre los dos. Efectivamente, las abejas hicieron caso omiso de la flor azul y continuaron volviendo a la flor roja. Es decir, eran capaces de diferenciar entre el rojo y el azul de las “flores”.

Luego, vino una prueba de elección más dificil para las abejas para comprobar si la distinción del color rojo era debido al contraste entre la intensidad de la “flor” y sus alrededores. Sorprendentemente, cuando se presentaron a los insectos discos rojo y verde oscuro contra un fondo verde, los insectos no pueden distinguir entre ellos y lo visitaron igualmente. Es decir, las abejas usan el contraste entre la intensidad de las flores rojas y el fondo verde para localizarlos, como las flores parecen manchas oscuras contra el follaje de los alrededores.

Ya sabemos entonces que un abejorro puede ver el rojo, pero no la forma en que hacemos los humanos. ¿Terapia para los daltónicos?

Referencia

J. Martínez-Harms, A. G. Palacios, N. Márquez, P. Estay, M. T. K. Arroyo, and J. Mpodozis. Can red flowers be conspicuous to bees? Bombus dahlbomii and South American temperate forest flowers as a case in point. JEB 2010 213: 564-571.

Artículo escrito por:

- quién ha escrito 581 artículos en bioBlogia.

Francisco P. Chávez Profesor Asistente, Laboratorio de Microbiología Molecular y Biotecnología Departamento de Biología Facultad de Ciencias Universidad de Chile

Contactar al autor

Un Comentario a: “¿Cómo ver el rojo si eres daltónico?”

Trackbacks/Pingbacks

  1. […] embargo, se dice que para distinguir los colores, las abejas se basan en el contraste de la intensidad de la […]


Enviar respuesta

advert

bioBlogia

Francisco P. Chávez Ph.D
Departamento de Biología
Facultad de Ciencias
Universidad de Chile
microbioblogia [at] gmail.com
http://about.me/bioBlogia

Subscripción bioBlogia